Título: “El dinero y la felicidad..”

Nombre del libro en referencia: “CRECIMIENTO  INTEGRAL.”  

Autor: José D. Castillo A.

Fecha: Octubre 01, 2018.


 

Es difícil negar la existencia de individuos convencidos de que el camino seguro hacia la felicidad es maximizando su riqueza para controlar su entorno. Confían en que comprando el carro más lujoso, la ropa de marca o la vivienda más costosa del vecindario lograrán una felicidad duradera. Estas nuevas adquisiciones pronto pierden la capacidad de influenciar la felicidad de quienes la persiguen de ésta manera, probando que su efecto es efímero. 

El dinero, la fama y el poder por si solos no garantizan un grado decente de felicidad. En la vida real existen personajes que lo tienen todo menos felicidad.

Indiscutiblemente el dinero es indispensable para cubrir las necesidades básicas del ser humano, sin lo cual es imposible alcanzar un nivel sostenido de felicidad. La confusión comienza cuando se substituye la felicidad por la maximización de la riqueza como el fin último de la vida humana. 

El problema aquí es que la riqueza es adictiva. Entre mas se tiene mas se aspira a acumular. Como en todas las adicciones las victimas terminan esclavizadas y algunas de ellas actuando como robots rastreando sin escrúpulos el dinero.

Aunque mucha gente piensa que si ellos tuvieran más dinero podrían ser más felices, una reciente investigación ha demostrado que los individuos con más altos ingresos disponen de menos tiempo para divertirse, y mayor déficit de felicidad. Alan Krueger (1), director de la investigación mencionada, sostiene en sus conclusiones: “La relación entre riqueza y felicidad ha sido probablemente exagerada pues la realidad demuestra que el ingreso económico afecta muy poco la felicidad diaria de las personas.”

En este mundo abunda la evidencia que señala la escasa influencia del dinero sobre la felicidad del ser humano. Existen multitud de personas con escaso dinero pero altos niveles de regocijo mientras abundan las personas ricas con evidente déficit de felicidad.

El científico Ronnie Janoff (2), realizó una investigación comparando el bienestar de un grupo de ganadores de lotería, con el de otro grupo compuesto por personas movilizadas en sillas de ruedas por causa de accidentes graves. Este estudio concluyó que después de la euforia generada por la fortuna recién adquirida, los ganadores de lotería no eran más felices que las víctimas de accidentes paralizantes. Los individuos limitados en sus movimientos se adaptaron a las nuevas circunstancias difíciles, pero una vez superada la dolorosa situación inicial, ellos eran más capaces de disfrutar los placeres de la vida y se sentían más optimistas sobre su futuro que aquellos nuevos ricos.

Los investigadores que estudian la felicidad están descubriendo que factores como el dinero, fama y poder contribuyen menos de lo esperado al grado de satisfacción del individuo. En su lugar aparecen factores como la ejecución de la misión personal y el compromiso con la comunidad como condiciones que favorecen la realización plena del ser humano.

Tanto las evidencias cotidianas como las conclusiones científicas demuestran que el dinero puede dar o quitar felicidad, dependiendo de cómo se obtiene y para que se utiliza. Es diferente la felicidad que se alcanza con la riqueza obtenida y utilizada produciendo bienes y servicios que la adquirida y destinada a hacer males y perjuicios.

Todo indica que no se requiere un estilo de vida ostentoso en riquezas materiales para vivir contentos. Muchas cosas que nos divierten son gratis o demandan poco dinero: una sonrisa, un abrazo, una buena conversación, un paisaje, la lluvia, la brisa, las estrellas, el buen uso de nuestros talentos, el encanto del encuentro, etc. Pobres o ricos podemos ser felices pues la felicidad no es cuestión de dinero únicamente. Tienen razón quienes afirman que una de las claves de la felicidad es aprender a disfrutar las circunstancias sencillas que nos ofrece la vida.

Seguramente usted amable lector@ estará de acuerdo en que su comunidad y en general su país  será mejor en la medida en que los seres humanos comprueben que también es posible ser felices mientras se tienen satisfechas las necesidades básicas. Que es insensato endeudarse para comprar bienes superfluos. Que es mayor obstáculo para nuestra felicidad la miseria espiritual que la pobreza material. Que es mas cuestión de calidad de vida que de cantidad de dinero.

En definitiva, tenemos la responsabilidad de responder a las circunstancias de tal manera que logremos el bienestar a que aspiramos. Es por esto que todos tenemos la posibilidad de alcanzar la felicidad merecida por las opciones que escogemos frente a las condiciones desafiantes. Priorizar el anhelo de la felicidad en lugar de la ambición por el dinero es una de la mejores acciones que podemos realizar.

 

(1) Krueger, Alan: “Subjective well being research.” Science Journal, 2008.

(2)  Janoff, Ronnie: “Shattered Assumptions”, Simon and Schuster, 2002.

 ​



===============================================================




Título: “Propósitos de la Evaluacion  del Desempeño.”

Nombre del libro en referencia: “GESTION DEL TALENTO HUMANO.”

Autor: José D. Castillo A.

Fecha: Septiembre 01, 2018

 

Originalmente la Evaluación del Desempeño se usaba únicamente para recompensar económicamente a los trabajadores. Actualmente se realiza ésta función con propósitos más amplios, como:


a)    inducir a los trabajadores a asumir el control del desarrollo y destino de su carrera laboral,

b)    reconocer a los trabajadores de alto rendimiento y

c)    ofrecer oportunidades de mejoramiento a los demás.


Implementada con estos objetivos, la función de Evaluación del Desempeño permite estimular y retener a los trabajadores de alto rendimiento al mismo tiempo que ofrece oportunidades de mejoramiento al resto de la fuerza laboral.

A pesar de sus interesantes propósitos, la Evaluación del Desempeño enfrenta varios retos entre los cuales se destacan los siguientes:


1.- Una de las causas de mayor insatisfacción de la fuerza laboral es la consideración de factores fuera de su control para promocionar, entrenar, trasladar y despedir a los integrantes de la empresa. Esto es percibido por los trabajadores como un juego sucio lleno de hipocresía.

Es difícil entender las razones por las cuales algunos dirigentes toman decisiones que impactan la vida laboral de sus colaboradores, basados en factores extralaborales en lugar de considerar solo los resultados de la evaluación que hacen de sus colaboradores.

Esta conducta de algunos directivos arruina los esfuerzos hechos en la implementación de la Evaluación del Desempeño y malgasta los recursos involucrados en la ejecución del sistema de la Gestion del Talento Humano (1) para atraer y retener a las personas de alto desempeño.
 

Es evidente entonces que las organizaciones requieren realizar acciones para protegerse de este riesgo que amenaza el incremento de su productividad. Algunas de estas intervenciones incluyen:

 

a)    establecimiento de políticas y normas que restrinjan la discrecionalidad de los ejecutivos al decidir promocionar, entrenar, trasladar y despedir a sus colaboradores.

b)    Instruir a los dirigentes sobre las consecuencias de las decisiones arbitrarias que afectan la vida laboral de sus colaboradores.


2.- La frecuente agresión de que son victimas los trabajadores de alto rendimiento por parte de la mayoría de mediocre desempeño incluye la calumnia, el ostracismo, el ridículo y la devaluación de los meritos. En este ambiente laboral es difícil retener los trabajadores con los talentos requeridos por la empresa.


Para suavizar esta confrontación los dirigentes deben intervenir con las siguientes acciones:


a)    Estimular la colaboración de los trabajadores de alto rendimiento en el mejoramiento del desempeño del equipo de trabajo.

b)    Promover las actividades que generen relaciones interpersonales solidas entre los trabajadores de alto rendimiento y el resto del equipo de trabajo.


(1)   Castillo, José: “Gestión del Talento Humano”. Edición electrónica: http://www.amazon.com/dp/B018LYCDWY , 2011.   




 =====================================================




 Título: “Felicidad y Productividad.”

Nombre del libro en referencia: “CRECIMIENTO  INTEGRAL.”  

Autor: José D. Castillo A.

Fecha: Mayo 01, 2018.


 

Durante algún tiempo la felicidad ha sido objeto de interés por parte de filósofos y poetas. En la actualidad, científicos y especialistas del comportamiento organizacional hacen notorios esfuerzos por promover la felicidad en las empresas. Las mas prestigiosas escuelas de negocios están investigando y enseñando diversas técnicas para incrementar la legítima satisfacción de la fuerza laboral. 

Diversas investigaciones están comprobando que las personas mas felices son también mas creativas, comprometidas, solidarias y eficientes en su trabajo. Es decir, la felicidad suena rentable. Esto explica el interés de las organizaciones y de los gobiernos nacionales por elevar los niveles de felicidad de sus asociados.

De acuerdo, los seres humanos dedican la mayor parte de su “tiempo despierto” al trabajo o a alguna actividad relacionada con el mismo. Esto sugiere que la vida laboral tiene una fuerte influencia en la felicidad personal.

En este sentido despiertan atención los resultados de estudios recientes demostrando que la mayoría de las personas soportan los niveles mas bajos de felicidad entre los 20 y los 60 años de edad. Este espacio de tiempo coincide con la edad laboral de la gente. Es evidente que la jornada de trabajo afecta en gran medida el estado emocional de las personas.

Además, las mediciones de satisfacción de los trabajadores tanto a nivel organizacional como nacional demuestran consistentemente que solo una baja proporción de las personas se sienten felices con su trabajo. Esto explica las mediocres mediciones de productividad que exhiben algunos países lo cual hace de la felicidad de la Fuerza Laboral una cuestión de interés público. La pérdida de productividad ocasionada por la escasa satisfacción de la Fuerza Laboral representa un porcentaje notorio del Presupuesto Nacional de los países que enfrentan este problema.

Los científicos (1) también han encontrado que la mayor causa de insatisfacción de los trabajadores es la subutilización de sus habilidades laborales en el ejercicio de sus cargos. Las personas se sienten frustradas y desinteresadas en una ocupación que les demanda una mínima proporción de sus talentos y competencias complementarias. Esto hace pensar que un cargo laboral que exija la máxima utilización de las fortalezas laborales de quien lo ejerce le generará alta satisfacción.

La intensa atracción (pasión) por el trabajo se origina en la intersección de los talentos, la ocupación y el propósito. Es decir, si la ocupación que ejercitamos nos exige la utilización de los talentos con un propósito de servicio a los demás la ejerceremos mas por amor que por dinero. En este “estado de ensueño” encontraremos la felicidad duradera diferente al regocijo efímero y superficial que nos depara la posesión de cosas materiales.

Otras investigaciones han comprobado que la gente mas feliz es mas exitosa y las personas mas exitosas son mas felices. Definitivamente el éxito y la felicidad forman una pareja unida por los talentos. Es utilizando nuestras destrezas naturales con un propósito superior a nuestros intereses inmediatos, como alcanzamos niveles decentes de éxito y felicidad.

El derecho del ser humano a elevar su felicidad involucra la oportunidad de ejercer una ocupación que le permita utilizar sus legítimos talentos para el bienestar colectivo, y en consecuencia maximizar su éxito y felicidad. Es inconcebible la plena realización humana sin un trabajo exitoso.

La fuerte relación positiva existente entre la productividad de las organizaciones y la felicidad de sus integrantes hace que tanto los trabajadores como los dirigentes empresariales se interesen en encontrar las formas de convertir los puestos de trabajo en lugares en donde predomine la alegría y eficiencia. Con una Fuerza Laboral desubicada, frustrada y aburrida es difícil innovar los servicios y productos que requieren las organizaciones para competir en los mercados del siglo XXI.

Tanto los dirigentes empresariales como sus colaboradores tienen la responsabilidad social de convertir sus organizaciones en generadoras de felicidad y productividad. En otras palabras, la responsabilidad por la felicidad laboral es compartida entre la compañía y sus integrantes. Es posible maximizar la productividad y la felicidad en el trabajo cuando los dirigentes y sus cooperadores unen esfuerzos con éste propósito.

Las empresas están ensayando estrategias gerenciales para lograr que sus trabajadores sean felices y eficientes, entre las cuales se destaca la “Gestión del Talento Humano”. Con una orientación integral de la gestión humana de las organizaciones, la Gestion del Talento Humano tiene el propósito fundamental de elevar continuamente la productividad mediante la utilización optima de los talentos y demás fortalezas de los trabajadores comprometidos con una misión corporativa de beneficio a la comunidad.

Las organizaciones comprometidas activamente con este enfoque gerencial están creando puestos de trabajo que permiten a sus ocupantes multiplicar sus talentos contribuyendo al cubrimiento de necesidades ajenas, lo cual trasmite sentido y propósito a la vida laboral. Es la clase de trabajo que le otorga dignidad al trabajador.

El acople del individuo a su cargo y a la institución se promueve cuando tanto el trabajador como su supervisor inmediato entienden los beneficios de tener un cargo cuyos requisitos están siendo cubiertos por los talentos y competencias de su ocupante. La creación de esta situación gana-gana es una tarea compartida entre la Fuerza Laboral y la dirigencia organizacional.

Las instituciones fieles a su responsabilidad social de crecer solidariamente con su comunidad están implementando programas educativos para demostrar a sus integrantes que ellos tienen el poder de controlar su carrera laboral y otros factores que determinan su éxito y felicidad. Ellos deben entender que si bien es cierto que existen factores fuera de su control también es verdadero que es potestad propia la forma como se reacciona frente a los mismos para encontrar su propio espacio en donde pueda desplegar su potencial de eficiencia y felicidad.

Los dirigentes de estas compañías hacen esfuerzos por ayudar a sus colaboradores a valorar y utilizar sus auténticos talentos. Lo demás corre por cuenta de cada trabajador quien deberá invertir tiempo y tenacidad para ejecutar su propio Plan de Vida que incluya metas de mejoramiento en el orden racional, emocional y físico que lo conduzcan a la culminación de su misión personal.

Las personas necesitan reconocer sus habilidades congénitas, adquirir las competencias complementarias y escoger la actividad que les permitan utilizarlas con un propósito superior a sus intereses inmediatos. De esa manera logran la mayor alegría y excelencia en la ejecución de su jornada diaria.

En condiciones normales el trabajador debe poder manejar su carrera profesional basado en sus talentos y demás fortalezas, en lugar de estar sometido a condiciones extrañas a su labor. En estas circunstancias estará dispuesto a invertir los recursos necesarios para complementar sus talentos y definir su vida laboral.

Una reciente investigación demostró que las personas que son leales a sus auténticos talentos y escogen su ocupación laboral en respuesta a la atracción instintiva que le produce determinada actividad tienen mayores posibilidades de alcanzar altos niveles de satisfacción y éxito, comparadas con los individuos que seleccionan su carrera profesional atraídos por el dinero, prestigio o estabilidad que ésta ofrece.

Pocos niegan el poder motivador del dinero, el prestigio, la estabilidad y otros factores marginales al trabajo mismo. Muchas personas deciden buscar la felicidad en el cumplimiento de su misión. Estas personas escogen la ocupación que les permite utilizar sus talentos al servicio de las necesidades ajenas y por lo tanto ejercerla con pasión y eficiencia. Esta opción les ofrece niveles admirables de felicidad, además de estabilidad, prestigio, dinero y otros reconocimientos correspondientes.  

Dicho de otra manera, la jornada cotidiana podrá ser alegre y productiva si el trabajador tiene la oportunidad de aplicar sus fortalezas autenticas en beneficio común. Asi de simple: cumpliendo la misión personal en su trabajo el ser humano se gana la vida exitosa y feliz.

Seguramente existen otras alternativas para alcanzar una vida significativa pero el camino más firme es el que construimos cumpliendo nuestra misión vital. Entonces seremos felices haciendo lo que mejor podemos hacer con nuestros talentos y fortalezas complementarias para contribuir al logro de la misión particular de otras personas.


La adhesión a nuestra misión nos ofrece la oportunidad de establecer una conexión con los demás a través de la ayuda mutua. Nuestro quehacer diario nos permite rodearnos de gente estimulante para lograr una vida social activa y relevante compartiendo lo mejor de cada uno. Lo que estoy diciendo ahora es: cumpliendo nuestra misión en el trabajo es posible construir relaciones personales armónicas y confiables con lo cual incrementamos la felicidad de los integrantes de esta red solidaria.

Ahora reconocemos nuestro derecho a tener una vida plena cumpliendo el compromiso de servir a los demás con nuestros talentos y cualidades complementarias. En la medida en que seamos leales a nuestra misión alcanzaremos mayor calidad de vida. Para decirlo mas claramente: el incremento de la felicidad es la recompensa por el cumplimiento de nuestra misión inspirados por una causa que traspasa nuestras ambiciones personales para impactar positivamente la vida de otras personas

Concluyendo: En el mejor de los escenarios la empresa para la cual trabajamos nos ofrece la oportunidad de utilizar nuestros talentos y demás fortalezas con un propósito superior a nuestros intereses inmediatos. Es la mejor manera de fomentar el flujo de la felicidad. Definitivamente estamos aquí para ser felices cumpliendo nuestra misión mientras ayudamos a otras personas a cumplir la suya. Se debe procurar entonces que el trabajo proporcione sustento para el cuerpo y para el alma.



(1) Lyubomirsky Sonja: “The how of happiness.” Kdp-Amazon,2008.

 

===========================================================



Titulo: “Salud mental 01.”

Nombre del libro en referencia: “CRECIMIENTO  INTEGRAL.”  

Autor: José D. Castillo A.

Fecha: Diciembre 01, 2017.


 

Para abordar este tema es prudente apoyarnos en los recientes avances que han logrado los investigadores que están trabajando en la conservación y mejoramiento del cerebro.

Los científicos interesados en la conexión entre mente y cerebro están observando las reacciones de las neuronas (células cerebrales) frente a diferentes pensamientos y sentimientos. Esto abre las posibilidades de entender como funciona la mente.

El cerebro humano tiene la capacidad de regenerar sus células en un proceso activado por estímulos como la sana nutrición, ejercicio físico, suministro adecuado de oxigeno y por los desafíos que forzan éste órgano a utilizar la imaginación, la creatividad,  la capacidad de resolver problemas y demás actividades de nuestra racionalidad, tal como lo explica en su libro Guy McKhann (1), director del Instituto Mente-Cerebro de la Universidad Johns Hopkins.

Esta capacidad restauradora del cerebro ó  neuro-plasticidad nos permite:

Desacelerar la pérdida de capacidad mental, incrementando la proporción de células nuevas con respecto a las células cerebrales que mueren. En otras palabras, logrando que la tasa de natalidad de las neuronas sea mayor que su tasa de mortalidad.
Utilizar las nuevas células cerebrales para renovar nuestros pensamientos, sentimientos y actitudes. De esa manera lograremos mejores formas de pensar, sentir y actuar en un proceso que solo nosotros podemos limitar. Dependerá de las opciones que escojamos y de la determinación de cambiar para mejorar.

Lamentablemente la mayoría de los seres humanos mayores de 50 años presentan más del 50% de las células del cerebro completamente deterioradas, según lo han comprobado los científicos del área de la neurología. Esta es la razón por la cual algunas personas alcanzan su nivel de incompetencia antes de tiempo.

Las anteriormente mencionadas son cifras serias que ameritan interrogantes de interés. Por ejemplo: Porqué  la diferencia en la proporción de células deterioradas de los seres humanos?.

El daño del cerebro se ocasiona por diferentes causas, entre las cuales podemos señalar:


  1. Golpes
  2. Consumo de alcohol, tabaco y otras substancias adictivas.
  3. Alimentación inadecuada.
  4. Exposición a ambientes contaminados.
  5. Deficiente oxigenación del organismo.
  6. Estrés.
  7. Traumas sicológicos y vivencias adversas generadores de odio, miedo, culpabilidad, etc.



A partir del control de las causas del deterioro cerebral, la plasticidad del cerebro permite reducir y reversar los daños ocasionados. Con el propósito de restaurar su condición óptima se están aplicando terapias combinadas que incluyen adecuada oxigenación, buena alimentación, reposo y limpieza emocional.

Para decirlo mas claramente: podemos renovar nuestro cerebro para mejorar habilidades intelectuales tales como pensar lógicamente, practicar hábitos saludables, resolver problemas y solucionar conflictos personales. Esto significa que la neuro-plasticidad nos permite reorganizar el cerebro para potenciar nuestros talentos y cumplir nuestra misión.

Incrementando nuestra capacidad de raciocinio y de pensamiento crítico escogeremos mejores opciones para aumentar nuestra felicidad.

Diversas investigaciones (2) han encontrado algunos hábitos asociados con el mejoramiento de la concentración, capacidad de aprendizaje, memoria y en general con la integridad del cerebro. Estas son algunas de las recomendaciones más conocidas:


  • Rreducir el estrés.
  • Mantener  una actitud positiva.
  • Evitar  el  consumo  de   alcohol,  tabaco y drogas addictivas.
  • Adquirir nuevos conocimientos como aprender un segundo idioma y manejar el computador.
  • Practicar pasatiempos que estimulen la actividad mental, tales como crucigramas, trabajos en madera, tejido a mano, música clásica, fotografía, yoga y danza.
  • Realizar actividades sociales con personas de diferentes razas, edades,  experiencias e ideologías.  


 
Los científicos de neurobiología del Centro Médico de la Universidad de Duke recomiendan recomiendan introducir pequeños cambios en nuestras actividades rutinarias lo siguiente para  activar  las  partes subutilizadas del cerebro y mejorar nuestra capacidad intelectual. Algunas de éstas sugerencias son:


  • Utilizar la  mano  no  dominante  (la más difícil de usar)  para realizar rutinas como manipular el teléfono, limpiarse los dientes, comer, cepillarse el cabello y abrir puertas.
  • Ducharse con los ojos cerrados, realizando al tacto  todas las operaciones acostumbradas.
  • Leer en voz  alta.
  • Cambiar las rutas para ir al trabajo  y  a   la casa.
  • Modificar la ubicación de algunos objetos del hogar como muebles,  decoraciones y documentos.
  • Escuchar, oler  y apreciar la naturaleza.
  • Realizar algunas rutinas sencillas tapándose un ojo para cambiar la percepción de profundidad.
  • Identificar al tacto objetos tales como monedas y llaves.
  • Visitar lugares desconocidos.Visitar lugares desconocidos. 
  • Incluir en las comidas los sabores acido, picante, dulce, salado, amargo y astringente.


 
Queda claro que sí se puede evitar e incluso reversar los desordenes cerebrales. No es fácil pero si importante. Con la mente llena de malos sentimientos y peores pensamientos será difícil cumplir nuestra misión. Enterrados en medio de la cizaña del odio y la venganza desaparecerán nuestros talentos. Sembrándolos en la fertilidad del amor y la compasión se multiplicaran.



(1) McKhann, Guy: “Keep Your Brain Young”. John Wiley & Sons, 2002.

(2) Davidson, Richard y Goleman, Daniel:  “Training the brain”.  Wisconsin-Madison University Press, 2008. 


 



 ======================================

 

 

Título: “Entrenamiento de lideres.”

Nombre del libro en referencia: “GESTION DEL TALENTO HUMANO”

Autor: José D. Castillo A
.

Fecha: Noviembre 03, 2017.

 

El mejoramiento de la productividad y competitividad de las organizaciones requiere un liderazgo renovado que impulse la innovación de las personas, procesos y productos. Esto implica la necesidad de capacitación de los actuales gerentes y de sus sucesores.

Sin embargo, las políticas, regulaciones, practicas y otras características organizacionales deben ser acondicionadas para evitar que los altos costos del entrenamiento de los directivos sean irrecuperables para la empresa.

En un reciente estudio (1) sus autores concluyeron que el entrenamiento de dirigentes suministra una ventaja estratégica cuando se realiza en el contexto y con los contenidos correctos.

Los investigadores mencionados identificaron las siguientes condiciones estructurales que impiden el despliegue del máximo potencial de los lideres:

 

  1.  
  2. Poca claridad de la misión y valores de la empresa.
  3. Incapacidad de los altos directivos para trabajar en equipo.
  4. Estilo de liderazgo permisivo de la alta gerencia.
  5. Descoordinación de las divisiones del negocio, funciones o regiones.
  6. Insuficientes recursos dedicados a utilizar los talentos de los integrantes de la empresa.
  7. Escasa transparencia de la empresa y miedo de sus trabajadores.

 


 Es preciso entonces remover las anteriores barreras para promover una cultura de aprendizaje en la cual las intervenciones de entrenamiento sean exitosas y los lideres se puedan desempeñar a la medida de sus talentos.

En conclusión, aquí también es válido decir que primero es lo primero para advertir que antes de implementar cualquier iniciativa de entrenamiento es necesario crear las condiciones que estimulen a las personas a aprender y practicar lo que se intenta enseñar.  

 

(1) Beer, M., Finnstrom, M. & Schrader, D. ”Why Leadership Training Fails and What to Do About It”. Harvard Business Review, 2016.

 
====================================
 

 


Título: “Autenticidad.”

Nombre del libro en referencia: “CRECIMIENTO  INTEGRAL.”  

Autor: José D. Castillo A.


Fecha: Octubre 06, 2017.

 

El filosofo hindú  Rambachan sostiene: "La conciencia es una forma de verdad que ha sido transferida a través de nuestro linaje genético en la forma del conocimiento de nuestros propios actos y sentimientos como correctos o incorrectos. Solo una persona virtuosa y valiente puede usar el instrumento de la conciencia. Únicamente él o ella puede oír la voz interior del alma claramente. En una persona malvada esta facultad está ausente. La naturaleza sensible de su conciencia ha sido destruida por el pecado o la corrupción. Por lo tanto, él o ella son incapaces de discernir entre lo correcto o lo incorrecto. Quienes están conduciendo organizaciones, empresas, instituciones y gobiernos deberían desarrollar esta virtud de usar sus propias conciencias".

Deslastrando la mente de pensamientos y sentimientos tóxicos se nos desempaña la consciencia para percibir lo mejor y lo peor que hay dentro de nosotros mismos. A medida en que avanzamos en nuestra limpieza interior tendremos una visión mas clara de nuestros reales pensamientos, sentimientos, talentos, valores, fortalezas, debilidades, vocación, pasión y en fin, de nuestro potencial real. De esta manera quedamos en condiciones de reconocer, nuestro verdadero Yo.

Pensemos por un momento en la faena del orfebre que remueve habilidosamente cada capa de la piedra en bruto hasta encontrar las características genuinas de la joya. Su trabajo consiste en separar la escoria de la gema. Tarea similar hacen los arqueólogos cuando buscan piezas originales de la antigüedad.

También nosotros, con el esfuerzo cuidadoso que hacemos a nuestro interior descargamos el pasado contaminado por múltiples emociones e ideas debilitantes. Nos desprendemos de las viejas escamas para renacer renovados, frescos, liberados de la carga que nos impedía la plena visibilidad de nosotros mismos.

La autenticidad es entendida como la aplicación espontánea y permanente de las características genuinas del individuo. La persona auténtica se comporta consistentemente con sus talentos, carencias, valores, actitudes y demás rasgos fundamentales de su personalidad.

Es importante entender que algunas de las características de nuestro carácter  son innatas y otras son adquiridas. Los rasgos congénitos nos pertenecen desde siempre y permanecen latentes durante el transcurso de nuestra vida. Son facilitadores de nuestras actitudes. Se fortalecen con la práctica y se debilitan con la inacción pero siempre están en el centro de nuestro carácter marcando nuestro auténtico Ser. 

Ciertamente podemos complementar nuestros talentos y modificar nuestras debilidades naturales pero estos rasgos siempre harán parte de nuestra verdadera individualidad.

Mientras tanto, las características adquiridas son temporales pues pueden ser modificadas o desaprendidas en el momento en que decidamos hacerlo por  estar inconformes con las mismas.

Si algún rasgo agregado a nuestro Ser nos hace sentir incómodos quiere decir que no hace parte de nuestra autentica personalidad y podremos cambiarlo o reducirlo. Nada nos obliga a arrastrar características indeseables a nuestra identidad. Podemos conservar los rasgos temporales que consideremos consecuentes con nuestra autenticidad. Es cuestión de preferencias. Nos sentiremos entonces orgullosos con nuestra personalidad real. Al concluir el ajuste de nuestra personalidad encontraremos que somos distintos y mejores seres humanos de lo que pensamos al asumir este tremendo desafío.

Varios especialistas del tema han encontrado múltiples beneficios de la autenticidad del ser humano. Por ejemplo, los investigadores científicos Kernis y Goldman (1) comprobaron en un estudio que las personas que tienen alto nivel de autenticidad responden con estrategias creativas a las dificultades en lugar de recurrir a las drogas alucinógenas, alcohol y otros hábitos auto destructivos.

Así mismo, la investigación mencionada anteriormente demostró que los individuos con mayor grado de autenticidad se valoran más, tienen mayor confianza en sus condiciones, mantienen mejores relaciones personales, son mas efectivos para alcanzar sus metas, menos defensivos y permanecen dispuestos a aceptar sus errores para aprender de los mismos.

Por el contrario, las personas que marcaron bajos niveles de autenticidad en su comportamiento demostraron ser mas desconfiados, confusos, miedosos y derrotables. 

Frente a las evidencias científicas podríamos preguntarnos: Por qué todo el mundo no se comporta de acuerdo a sus verdaderos talentos, carencias, creencias, motivaciones y demás constituyentes de su Ser? La respuesta sencilla es: Resulta complicado ser auténtico.

Es difícil reconocer nuestras características reales  y actuar de acuerdo a nuestro propio Ser permaneciendo dominados por los odios, miedos, culpabilidades, resentimientos, creencias erróneas y demás sentimientos y pensamientos destructivos que solo nosotros mismos podemos reducir.

Se requiere menos coraje para juzgar a los demás que para juzgarnos a nosotros mismos. Es complicado dedicar tiempo de calidad para confrontarnos sin intermediarios y destruir la falsa imagen que tenemos de nosotros mismos.

Solo los valientes se quitan la máscara para reconocer su vulnerabilidad y admitir que junto con las fortalezas se tienen áreas de mejoramiento. Que es una cobardía evadir la  Verdad.

La tendencia al menor esfuerzo nos lleva hasta negar la existencia de un auténtico Yo en lugar de aceptar que su búsqueda es compleja y exigente. Aquí en ningún momento se ha dicho que la búsqueda de la autenticidad es fácil y rápida. Lo que si es claro es que su búsqueda puede tomarnos toda la vida pero a medida que exploramos vamos ampliando nuestros limites de crecimiento guiados por las variaciones de nuestro éxito y felicidad. Nunca es tarde para romper los rótulos falsos y desdoblar nuestra verdadera personalidad.

 La invitación es a liberarnos de la carga de sentimientos y pensamientos inferiores que nos mantiene subyugados y emprender la búsqueda de nuestra genuina personalidad respondiendo la pregunta radical:

Quién soy yo?

Dando respuesta al interrogante más importante que cada uno de nosotros podemos plantear, identificaremos la parte de nuestra personalidad con la cual nos sentimos cómodos y también los componentes que nos gustaría cambiar para comportarnos  auténticamente.

Si a estas alturas de la lucha por ser mas auténticos  aun estamos llenos de dudas, frustraciones, envidias y ambiciones contradictorias, necesitamos profundizar nuestra limpieza interior hasta tener suficiente visibilidad de los pilares de nuestra autenticidad: misión, valores y metas.

Reconociendo nuestro verdadero Yo con sus fortalezas y debilidades naturales adquirimos la autenticidad y confianza para defender los valores y perseguir los sueños que adoptamos en el transcurso de la vida.

Cuando adquirimos una clara consciencia de quienes somos y quienes podemos llegar a ser estamos en capacidad de apreciar el inmenso valor de nuestra existencia. Entonces habremos fortalecido nuestra autoestima, motor del progreso personal sostenible. Diversos estudios comparativos demuestran que las personas con mayor autoestima tienen mejor actitud de aprendizaje y alcanzan niveles superiores de éxito y felicidad que aquellas con menos amor propio.

 


(1)  Kernis, M. y Goldman B.: “Role of authenticity in healthy functioning“, Handbook of Self and Identity. 2002.

 ======================================

 


Título: “Equipos Virtuales.”

Nombre del libro en referencia: “GESTION DEL TALENTO HUMANO”         

Autor: José D. Castillo A.


Fecha: Septiembre 01, 2017.

 

Los Equipos Virtuales son equipos de trabajo cuyos integrantes están geográficamente dispersos y se comunican por medios electrónicos. Con poca frecuencia tienen comunicaciones directas o personales.

Debido al progreso de la tecnología de las comunicaciones y a la adopción de horarios flexibles de trabajo los Equipos Virtuales están siendo utilizados como un efectivo recurso de las organizaciones.

Su principal fortaleza radica en la posibilidad de integrar trabajadores de diferentes áreas funcionales y geográficas de la empresa, quienes están en condiciones de intervenir a cualquier hora y desde cualquier lugar. Además pueden participar personas vinculadas a la empresa mediante contratos especiales de trabajo. Estos equipos híbridos ocasionan bajos costos de operación y constituyen una fuente de ideas que promueven la innovación de la empresa.

La diversidad de talentos y competencias de los integrantes de estos equipos los hacen funcionales para la solución de los problemas que dificultan el incremento de la productividad de las empresas interesadas en competir apoyadas sobre la eficiencia de su Fuerza Laboral.

Sin embargo, en las condiciones en que funcionan los Equipos Virtuales el liderazgo tradicional ejercido por el superior jerárquico es en gran medida inoperante. Esto exige la comprensión de nuevas competencias de liderazgo necesarias para incrementar su participación y eficiencia.

En una reciente investigación (1)  sus autores concluyeron que los lideres de los Equipos Virtuales requieren apoderar sus integrantes para incrementa el desempeño de estos equipos de trabajo, mediante las siguientes acciones:

Entrenar sus colaboradores para utilizar sus conocimientos y habilidades en la solución de los problemas de sus equipos.
Estimular la participación de los integrantes de sus equipos de trabajo.
Ofrecer tutoría suministrando a sus colab0radores información relevante y demostrándoles consideración por su situación.
 Dirigir el grupo por la vía del ejemplo, sirviendo de modelo en la aplicación de las técnicas que incrementan la eficiencia de los Equipos Virtuales.

En conclusión, las empresas que pretenden aprovechar los Equipos Virtuales como  recursos para elevar su productividad laboral requieren capacitar los lideres para apoderar a sus seguidores y compartir con ellos la dirección de estos equipos de trabajo.

 
 

(1) Hill, N.S. and Bartol K.M.: ‘’Empowering leadership and effective collaboration in geographically dispersed teams.’’  Personnel Psychology, 2016

 
===================================
 


Título: “Medicina preventiva.”

Nombre del libro en referencia: “CRECIMIENTO  INTEGRAL.”  

Autor: José D. Castillo A.


Fecha: Agosto 04, 2017.

 

La medicina preventiva consiste en atacar las causas de las enfermedades para evitar que aparezcan. De esta manera se salvan vidas humanas y se ahorran costos extras.

En contraste, la medicina correctiva se enfoca en los síntomas que presentan las enfermdades.

Diversas investigaciones han demostrado que enfermedades mortales como las cardiovasculares, cáncer y diabetes son generadas por los malos hábitos de alimentación.

El  exceso de colesterol está asociado con la mayoría de las enfermedades graves que afectan a los seres humanos. Veamos las razones que respaldan esta afirmación:

Diferentes estudios mencionados por el cardiólogo e investigador científico

Caldwell Esselstyn en su libro “Prevent and reverse heart disease” (1) destacan el hecho según el cual en determinadas regiones rurales de China, India y Mejico sus habitantes tienen en promedio 150 mg/dl de colesterol y desconocen prácticamente las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

El colesterol está presente en los compuestos derivados de animales como  pescados, aves, cerdos y ganado vacuno.


El colesterol es producido por el organismo humano en la cantidad requerida.
Cualquier cantidad de colesterol ingerido con los productos animales constituye un excedente para el cuerpo humano y es almacenada en las arterias, venas y vesícula.


Los depósitos que obstruyen las arterias y venas están conformados mayoritariamente por colesterol junto con calcio y otras substancias.
A medida en que estos sedimentos de colesterol y otras componentes cierran las venas y arterias se disminuye el flujo de sangre que trasporta el oxigeno y otros nutrientes vitales para los órganos del cuerpo, especialmente el corazón, cerebro e hígado.


La insuficiente nutrición de las células que forman el corazón lo debilita al punto de hacer menos eficiente su funcionamiento, con lo cual tenemos menos sangre circulando por las venas y arterias ya parcialmente bloqueadas.


El deficiente suministro de oxigeno y otros nutrientes vitales promueve un desequilibrio celular representado por el incremento gradual de la tasa de mortalidad de las células frente a su tasa de natalidad lo cual equivale a un deterioro continuo de la salud.


Si se mantiene la ingestión de colesterol con el consumo de productos de origen animal aparecerán desordenes circulatorios y entonces es necesario empezar a controlar el daño.                                                                                                                                          
Una alternativa para combatir las causas de las enfermedades graves y prevenir sus consecuencias desastrosas es el reemplazo de la dieta tradicional por la Dieta de Alta Seguridad (DAS). La dieta toxica tradicional está basada en productos provenientes de animales, tales como carnes, huevos y lácteos. La Dieta de Alta Seguridad se concentra en productos provenientes de las plantas vegetales como legumbres, cereales y frutas.

En el mejor de los escenarios los cambios de hábitos alimenticios se pueden hacer gradualmente. Sin embargo, en ocasiones esta opción puede ser insuficiente. Por ejemplo, en los casos en que ya hayan aparecido señales de desordenes circulatorios como malestares de cabeza frecuentes, dolores en las articulaciones, pies anormalmente fríos, adormecimiento de los brazos y manos y otros achaques similares, entonces se requieren cambios drásticos antes de enfrentar enfermedades cardiacas, artritis, derrame cerebral, pérdida de memoria y cáncer. No es prudente ignorar la tarjeta amarilla para esperar la roja. Entonces no hay tiempo para acciones preventivas.

Aquí estamos hablando de un proceso preventivo que consiste en evitar que las venas y arterias se taponen al grado de impedir el transporte del oxigeno y demás nutrientes a las células de los diferentes órganos del cuerpo humano. 

Ahora sabemos que el consumo de productos animales reduce la cantidad de sangre que circula por las venas y arterias causado por los sedimentos de colesterol y otras substancias, con lo cual perdemos continuamente vitalidad. Lo que no sabemos es cuando consumiremos el ultimo gramo de grasa que nos obstruya totalmente el paso de sangre al corazón y se suspenda así el suministro de oxigeno al cerebro y demás órganos, con consecuencia fatales. El sentido común nos indica que si tenemos nuestra vivienda ardiendo es imprudente rociarle gasolina.

El científico mencionado anteriormente asegura como conclusión de su trabajo que al cambiar de la dieta tradicional a la dieta vegetal no solo se suspende el daño sino que es posible reversar a mejores condiciones de salud. Es decir, remover los depósitos de colesterol, aumentar el suministro  de sangre y oxigeno al corazón, cerebro y resto del cuerpo humano para promover la renovación de sus células.

Si estamos de acuerdo con la ley natural según la cual “Todo se deshace como se hace” podemos aceptar la posibilidad de prevenir e incluso reversar enfermedades que no hayan llegado al punto sin retorno, atacando de raíz sus causas.

Esto lo podemos comprobar al ensayar por seis (6) semanas la Dieta de Alta Seguridad, durante las cuales notaremos un incremento de nuestra vitalidad. No se perderá nada en el intento y en cambio podremos seguir practicando hábitos de alimentación saludable que nos permitirá alejarnos de la zona hospitalaria para disfrutar una vida sana, productiva y prolongada.

En varios países el costo de la salud pública alcanza hasta el 40% del presupuesto nacional. Estos costos desproporcionados de la salud publica pueden ser reducidos con la adopción de políticas de medicina preventiva que incluyan el suministro, desde las escuelas, de información sobre las opciones nutricionales y sus consecuencias. De todas maneras, la población debe ser bien informada sobre este tema para que tome sus mejores decisiones.

En los países pobres estos ahorros que se logran con la implementación de acciones de prevención de enfermedades pueden ser destinados a cubrir otras necesidades apremiantes de la población.

 

 


(1) Esselstyn, Caldwell B.”Prevent and reverse heart disease”. Penguin Group Inc, 2008.

 

 

Título: “Emocionalidad y productividad.”

Nombre del libro en referencia: “GESTION DEL TALENTO HUMANO.”        

Autor: José D. Castillo A.

Fecha: julio 01, 2017.


 

El desafío principal que enfrentan los responsables del entrenamiento de los trabajadores de una empresa es asegurar la conversión de los recursos disponibles en mayor productividad laboral. Frecuentemente los conocimientos y habilidades impartidas en los programas tradicionales de entrenamiento no se traducen en mejoramiento del rendimiento laboral de los entrenados. Este problema de transferencia del entrenamiento en productividad es común y costoso para las compañías de negocios.

Aquí es importante tener en cuenta la integralidad del Ser Humano, lo cual implica que su comportamiento depende de sus condiciones físicas, racionales y emocionales.

Tanto la empresa necesita del aporte físico, emocional y racional de sus integrantes como estos requieren el crecimiento integral de sus características personales.

Es innegable la necesidad que tienen las empresas de actualizar los conocimientos y habilidades laborales lo cual demanda esfuerzos físicos y racionales, pero sin descuidar las deficiencias emocionales de los trabajadores empezando por el incremento de la inteligencia emocional y la promoción de sentimientos positivos como la autoestima, optimismo y  compasión que son claves del desarrollo personal.

El desprecio de la dimensión emocional de los trabajadores es una de las causas del desfase entre los recursos involucrados en el entrenamiento y su conversión en productividad laboral.

Diversas investigaciones, entre las cuales se destaca la realizada por Davidson (1) han concluido que las personas con alta Inteligencia emocional evitan tomar decisiones influenciadas por sentimientos inferiores como el odio, miedo y culpabilidad, lo cual los predispone a escoger las mejores opciones disponibles.

Pero también existen otros estudios dirigidos por Mayer (2) los cuales  demuestran que el subdesarrollo emocional está asociado con la dificultad para establecer relaciones humanas solidas, adaptarse al entorno social y otras conductas disfuncionales.

Estudios realizados por Barbara Fredrickson (3) han concluido que las personas que experimentan sensaciones agradables tales como  alegría y satisfacción tienen mayores niveles de creatividad, mayor percepción de su entorno, mejores recursos para enfrentar las dificultades y progresar, en comparación con las personas que padecen emociones negativas como odio, miedo y tristeza.

En otras investigaciones conducidas por esta misma científica, se ha comprobado que las emociones placenteras ayudan a recuperar los niveles normales de presión arterial, azúcar en la sangre y del sistema inmunológico que han sido alterados en las personas sometidas a excesivo estrés.

Varios estudios están demostrando que los trabajadores con mayor proporción de sentimientos positivos que negativos son mas productivos. Se asegura también que las personas sensibles a los sentimientos propios y ajenos enfrentan con decoro las adversidades, son mejores integrantes de equipos de trabajo y mas eficientes. Todo lo cual está moviendo a las organizaciones a realizar acciones para aumentar los sentimientos positivos y disminuir los sentimientos limitantes de sus integrantes, en beneficio mutuo.

De otra parte, cada día se acumula mayor evidencia empírica  y científica según la cual los trabajadores en los cuales prevalecen sentimientos superiores como el amor, confianza en si mismo y gratitud hacen las cosas bien. Son los innovadores, visionarios y victoriosos. El cofundador de Apple, Steve Jobs, afirmó que: “La única forma de hacer un excelente trabajo es amar lo que se hace.”

Para competir en los mercadeos internacionales es imperioso el desarrollo de la emocionalidad de los trabajadores sin desmedro de su racionalidad. La innovación permanente de los procesos, productos y personas requiere tanto de la inteligencia racional como de la inteligencia emocional.

En conclusión: si se aspira a tener trabajadores de alto rendimiento es preciso atender sus necesidades emocionales de la misma manera en que se disminuyen las carencias racionales y físicas. Es decir, se requiere promover el  crecimiento integral de la Fuerza Laboral.

 

 

(1) DAVIDSON, Richard J.: “The Emotional Life of your Brain”. Amazon ediciones, 2013.

(2) MAYER, J.D. & Salovey, P. What is emotional intelligence? New York: Basic Books, 1997.

(3) FREDRIKSON, Barbara:  ”The value of positive emotions”. American Science, 2003. 
Type your paragraph here.